21 de marzo: Día Mundial de los Bosques

21 de marzo: Día Mundial de los Bosques

TGW Digital – Los bosques mantienen el equilibrio ecológico y la biodiversidad, protegen las cuencas hidrográficas y contribuyen a la mitigación y reducción del cambio climático, según el Instituto Nacional de Bosques (INAB).

Cada 21 de marzo, las Naciones Unidas rinden homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques e intenta generar una mayor conciencia al respecto. Este año, el Día Internacional de los Bosques destaca la educación como un medio indispensable para aprender a amar el bosque, y apunta a su importancia para lograr una gestión sostenible de las zonas forestales y avanzar en la conservación de la biodiversidad.

Según lo estipulado en la reunión de Copenhague en 2009, Guatemala se sitúa entre los 10 países con la más alta vulnerabilidad ambiental del planeta.

Informes del Instituto Privado de Investigación Sobre Cambio Climático (ICC), revelan que la ubicación geográfica de Guatemala (entre los océanos Pacífico y Atlántico) y la presencia de tres placas tectónicas derivan en una alteración y variación climática severa.

Al momento, 10 regiones fisiográficas, 7 biomas, 14 ecorregiones, 66 ecosistemas y 14 zonas de vida forman parte de la orografía del país, asevera el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP).


Las reforestaciones ayudan a minimizar esas pérdidas anuales que hay de hectáreas de bosques.

La deforestación acaba con la cobertura forestal

Deforestación, en palabras de la Ingeniera Nidia Ramírez, Directora Subregional del Instituto Nacional de Bosques (INAB), «es la eliminación de la cobertura forestal sin permiso y que va eliminado flora, fauna, diversidad, degradación del suelo y la captación del agua».

Se suman las personas que no obtienen permisos, ni pagan impuestos y, no tienen la voluntad o el compromiso de volver a recuperar lo que eliminaron.

La electricidad, la industria, los edificios, los combustibles y el transporte son responsables del 24% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Todos contribuyentes al cambio climático.

Menos bosques implican cantidades mayores de Gases de Efecto Invernadero, recalca Ramírez.

  1. Aumentan las temperaturas.
  2. Disminuye la captación del dióxido de carbono (CO2).
  3. La regulación del ciclo hídrico ya no es la misma.
  4. Hay una pérdida de biodiversidad de flora y fauna

La agricultura impulsa la deforestación. Se talan árboles para plantar cultivos, sitios para criar ganado, y hay también quienes dependen de la leña para la cocción de los alimentos, liberando partículas químicas nocivas para la salud humana.

Según el Instituto Privado de Investigación Sobre Cambio Climático (ICC), un ecosistema importante para el tema de cambio climático en Guatemala es el manglar. Representa una importante zona de conservación y tiene un gran potencial de restauración.

«Nuestra cobertura forestal es del 34% a nivel nacional, pero la pérdida anual es del 1% desde el 2006», recalca Danyer Gómez, Jefe del Sistema de Información Geográfica de Guatemala.

56 mil árboles son talados en bosques naturales y plantaciones forestales cada año. Esto es un volumen de 2 millones de toneladas de madera que van al mercado nacional e internacional. Reforestar, adoptar un árbol,ser consientes con el uso del agua, y de la energía, puede evitar la pérdida de más biodiversidad.

Iniciativas como «El día del millón de árboles» busca reforestar gran parte del territorio nacional, creando semilleros y promoviendo la cultura de respeto hacia los árboles.

*Agradecimiento especial al INAB, CONAP, Sistema de Información Geográfica de Guatemala e ICC, por los valiosos aportes para la realización de este reportaje.

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.