Banguat prevé crecimiento de todas las actividades económicas en 2018

Banguat prevé crecimiento de todas las actividades económicas en 2018

El Banco de Guatemala prevé un crecimiento positivo de todas las actividades económicas en el presente año, incluyendo Minas y canteras, que en 2017 tuvo una caída de 23,2 por ciento, lo que impulsará un mejor comportamiento de la economía guatemalteca en 2018 en relación con el año previo.

“Todos los sectores productivos tendrán crecimientos, de acuerdo con las previsiones técnicas del Banco de Guatemala”, dijo durante una entrevista con medios oficiales el presidente en funciones de la institución, Sergio Recinos.

Explicó que, tal como se ha informado, la economía guatemalteca tendrá un crecimiento que se prevé oscile entre el 3 y el 3,8 por ciento, teniendo como valor central 3,4 por ciento que supera el 2,8 por ciento de 2017 y el 3,1 por ciento de 2016.

Recinos valoró como “un hecho positivo” el crecimiento de todos los sectores en 2018, comenzando con el 3,6 por ciento de Minas y canteras, que contrasta con la caída de 23,2 por ciento que tuvo en 2017.

Explicó que Intermediación financiera se prevé crezca en un 5,8 por ciento, superior al 5 por ciento que registró en 2017, en tanto que Agricultura, Industria y Comercio, también se anuncian con “tasas más positivas” a las que observaron en el año previo.

Otro hecho destacado, de acuerdo con el presidente del Banguat, es la recuperación que tendrá la actividad de la Construcción, elevando su crecimiento de un 2,7 por ciento que tuvo en 2017 a un 3,1 por ciento en 2018.

Además, indicó, se prevé que el sector público mejore su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) de 1,8 por ciento en 2017 a 2,1 por ciento, este año.

De acuerdo con el funcionario, “buena parte” de estas previsiones están basadas en el mejor comportamiento que se estima tendrá la economía mundial, pero “también es el resultado de la economía interna”.

“El escenario es positivo, pues supera los resultados del año anterior y también de 2016”, explicó.

Factores externos

Recinos explicó que las perspectivas económicas a nivel mundial son positivas, lo que contribuye al escenario guatemalteco en el presente año. Indicó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recientemente revisó las perspectivas de la economía mundial y que, contrario a años anteriores, esta vez lo hizo “hacia arriba”.

Hizo ver que como parte de esta revisión, destaca el crecimiento más dinámico de Estados Unidos, en gran parte producto de la reforma fiscal que puso en práctica.

También informó que en América Latina, México y Brasil también fueron pronosticados con mejores perspectivas. En el caso de este último país, después de venir, incluso, con crecimiento negativo.

También se prevé mejores perspectivas para las economías emergentes, como China e India, que “son economías con un rol importante a nivel mundial”.

En el caso de Guatemala, lo más importante es que sus principales socios comerciales presentan un escenario positivo, como el caso de México, cuyo crecimiento se estima se ubicará en un 2,3 por ciento, además de los otros socios comerciales: Estados Unidos, El Salvador, Honduras, Japón y la zona Euro, todos con un promedio del 2,5 por ciento.

Explicó que el comportamiento de estas economías “incide positivamente para Guatemala, en la medida que mejora, porque aumenta la demanda por nuestras exportaciones. Lo vimos en 2017, con una mejora del 7 por ciento, lo cual es un signo de la recuperación que tuvo Estados Unidos y que nos favorece por la demanda externa”.

A noviembre, cuando se hizo la última medición, las exportaciones mantenían un crecimiento del 6,5 por ciento y se estima que éstas cierren el 2017 con un crecimiento de entre el 7 y el 7,5 por ciento, informó. En el caso de las importaciones, éstas cerrarán con crecimiento de entre 5 y 8 por ciento. Para el año actual, las exportaciones crecerán entre el 5 y el 8 por ciento y las importaciones entre un 5,5 y un 8,5 por ciento. Recinos indicó que en el caso de las importaciones, éstas estarán influenciadas por las importaciones de combustibles y sus derivados, partiendo del hecho de que el precio del petróleo tiende a ir en aumento, habiendo cerrado el 2017 con un 12,5 por ciento.

Remesas

En el caso de las remesas, el funcionario dijo que “continuamos con crecimientos bastante dinámicos” y recordó que en 2017 esta variable cerró con un alza de 14,4 por ciento, que significaron los 8.200 millones de dólares, los cuales incentivaron el consumo interno y significaron un “compensador social”.

Para 2018, indicó que no obstante se tendrá una desaceleración en su crecimiento, quedando en un nivel de entre un 10,5 a un 11 por ciento, “esto significa más de 9.000 millones de dólares”.

Impacto

Recinos comentó que el mayor dinamismo de la economía y el crecimiento previsto, tiene un impacto positivo, aunque sigue sin alcanzar el “ideal”. Hizo ver que el crecimiento de la población tiene una tasa de 2,4 por ciento aproximadamente, por lo que si la economía en 2018 alcanza, como está previsto, un crecimiento de entre 3 y 3,8 por ciento, esto significará un mayor ingreso per cápita. No obstante, recordó que “tenemos brechas sociales importantes, en educación, salud, desnutrición, infraestructura y seguridad, entre otros.

Por ello, “se hace necesario crecer a tasas un poco mayores. Idealmente, deberíamos estar creciendo sostenidamente arriba del 4 por ciento, si bien análisis técnicos propios y externos coinciden en que el PIB potencial de Guatemala es de alrededor de un 3,5 por ciento”.

¿Qué hacer?

Recinos dijo que frente a esta necesidad corresponde, por supuesto, mejorar la productividad, pero advirtió que esto “viene asociado a un mejor clima de negocios, clima de inversión”, que, a su vez, demanda “generar mutuamente, entre el sector privado y el sector público, condiciones que permitan generar mayor inversión y mayores niveles de empleo. Es fundamental para ir estrechando esas brechas”, subrayó.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.