‘Cultivan’ nubes por primera vez para hacer nevar

‘Cultivan’ nubes por primera vez para hacer nevar

Por primera vez un equipo de investigadores ha sido capaz de provocar una siembra de nubes para generar nieve y evaluar el proceso desde la creación de los cristales de hielo en la atmósfera hasta su precipitación. El trabajo, publicado en la prestigiosa revista científica PNAS, supone, según sus autores, un paso más para fomentar las nevadas en situaciones óptimas.“La singularidad de este estudio es que representa el primer conjunto completo de observaciones que muestran, bajo ciertas condiciones, la evolución completa de las partículas de nubes, comenzando con la iniciación de hielo, luego al crecimiento de cristales de hielo hasta las consecuencias de la nieve a la superficie en regiones sembradas con yoduro de plata”, indica a Eltiempo.es Jeffrey R. French, investigador del Departamento de Ciencia Atmosférica de la Universidad de Wyoming en EE.UU. y el autor principal del estudio.

Proyecto SNOWIE de producción de nieve. Los expertos recalcan que esta producción de nieve solo se pudo crear bajo condiciones de las nubes muy específicas.

Es el primer trabajo que estudia bajo ciertas condiciones las consecuencias en regiones sembradas con yoduro de plata

“En nuestro proyecto estábamos investigando condiciones de nubes muy específicas. Eso no quiere decir que las nubes con características similares no se formen en otras regiones del mundo; pero hay muchos tipos de nubes y propiedades que varían según la ubicación, la estación y el sistema de tormentas. Comprender qué tipos de nubes son más susceptibles a la siembra es uno de los objetivos de nuestras futuras investigaciones”, subraya French.

‘Fumigando’ el cielo

Este proyecto, financiado por National Science Foundation (NSF) y denominado “SNOWIE”, ha utilizado varias aeronaves para evaluar las características de la atmósfera y estudiar la formación de las nubes.Además, uno de estos aeroplanos fumigó con el compuesto químico yoduro de plata (utilizado también para provocar lluvias) el cielo para estimular las condiciones de adecuadas para producir las precipitaciones en forma de nieve.

“Los datos recopilados se utilizarán para restringir, evaluar y mejorar los modelos numéricos a fin de utilizar simulaciones para abordar con mayor precisión la eficacia de la siembra de nubes y para determinar bajo qué condiciones puede o no funcionar”, detalla French.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.