Dirección General de Transportes supervisa autobuses para evitar abusos contra usuarios en Guatemala

Dirección General de Transportes supervisa autobuses para evitar abusos contra usuarios en Guatemala

La Dirección General de Transportes (DGT) puso en marcha su plan de Semana Santa, que consiste en supervisar los autobuses extraurbanos para evitar abusos contra los usuarios que se desplazan a distintos lugares del país, informó hoy una fuente gubernamental.

Héctor Ramírez, portavoz de la DGT, indicó que las inspecciones comienzan en las terminales de autobuses a las cuatro de la mañana para verificar que las personas aborden las unidades de transporte colectivo de forma ordenada y segura.

“Estamos realizando operativos en las carreteras del país para constatar que los autobuses cuenten con póliza de seguro vigente, que estén registrados ante la DGT, que los pilotos también estén registrados y que no se incremente el precio del pasaje”, detalló a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

Agregó que la institución está constatando que las unidades no circulen sobrecargadas y que los pilotos no conduzcan bajo efectos del alcohol.

“Al abordar una unidad el usuario puede verificar si el autobús tiene seguro, ya que debe llevar una calcomanía que hace constar la empresa y la fecha en que vence el seguro. Si no lo tiene, puede denunciarlo al teléfono 1520”, comentó Ramírez.

Los operativos se están efectuando de forma interinstitucional. En los mismos interviene la DGT, agentes de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC), efectivos de las policías de tránsito municipal y personal de la Dirección General de Protección y Seguridad Vial (Provial).

Demanda

Las estadísticas de la DGT señalan que la afluencia de pasajeros se incrementa de 70 a 80 por ciento durante la Semana Santa.

“Son los días que mayor demanda tiene el transporte extraurbano porque las personas tienen tiempo para descansar y deciden viajar a distintos lugares”, afirmó Ramírez.

Además, sugirió a los usuarios no abordar unidades sobrecargadas y pidió denunciar a los pilotos que conduzcan a excesiva velocidad o si observan que los choferes manejan y hablan por teléfono al mismo tiempo.

Ramírez dijo que en la DGT están registrados un aproximado de 15.000 autobuses y que el año pasado detectaron 200 unidades sin autorización. Durante lo que va del 2018 también se han localizado 24 autobuses sin documentos para poder circular, precisó.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.