Dos fallos en primera instancia bloquearon el final del programa DACA de Estados Unidos

Dos fallos en primera instancia bloquearon el final del programa DACA de Estados Unidos

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes intervenir en la disputa sobre el programa DACA, que actualmente protege de la deportación a 690.000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” y que expirará el 5 de marzo por orden del presidente Donald Trump.

En una breve notificación, el alto tribunal anunció su decisión de no admitir a trámite el caso y rechazó así la petición del Departamento de Justicia de EEUU.

En cuestión estaba el fallo de un juez de una corte federal de California, quien en enero determinó que Trump no podía acabar por completo con el programa mientras hubiera litigios pendientes en diferentes cortes del país relativas a este programa, un veredicto que el Departamento de Justicia recurrió directamente ante el Supremo.

En la práctica, y temporalmente, la decisión significa que el plan DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) sigue vigente y los servicios migratorios de EEUU deben seguir aceptando las peticiones de renovación de ese permiso migratorio, que frena la deportación de los jóvenes indocumentados y les permite trabajar.

El gobierno había apelado a una orden judicial que ordenaba que se continúe aceptando las aplicaciones de renovación de beneficios, por lo que buscaba que la máxima instancia de la Justicia revise directamente el caso.

Sin embargo, el tribunal indicó este lunes que “la corte de apelaciones procederá expeditivamente a decidir sobre el caso”.

El dictamen supone una pequeña victoria para los defensores de los inmigrantes, puesto que hasta que se posicione la corte de apelaciones siguen en vigor tanto el fallo del juez de California como el veredicto que emitió este mes un magistrado de Nueva York para impedir el fin de DACA.

Queda pendiente conocer la postura del Tribunal de Apelaciones del Noveno Distrito, con sede en San Francisco y que ha fallado en numerosas ocasiones en contra de Trump.

(AFP)

(AFP)
 El debate sobre el futuro de los beneficiarios de este programa es el centro de una de las negociaciones que se encuentran estancadas en el Congreso. Mientras la oposición demócrata busca una ley “limpia”, que únicamente defina una solución a los jóvenes inmigrantes, el Partido Republicano demanda un proyecto que sea parte de un programa migratorio más amplio.

 

El presidente Donald Trump ha manifestado su oposición (y posible veto) a cualquier proyecto que no incluya la financiación para la construcción del muro en la frontera sur, así como un punto final al sistema de lotería de visas y la llamada “migración en cadena”, con la que familiares de residentes entran al país.

 

EFE

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.