Guatemala continúa expansión de contact centers

Guatemala continúa expansión de contact centers

Por su bono demográfico y ubicación estratégica en Centroamérica, Guatemala es considerado un mercado atractivo para el sector de contact center y BPO, que en los últimos años pasó de generar 8.000 empleos a más de 41.000.

La demografía del país representa una ventaja competitiva en un sector que busca dar empleo a un recurso humano joven y con ello promover el desarrollo de sus capacidades y profesionalización.

“Guatemala tiene la demografía y la ubicación, solo es un tema de poder seguir creciendo dentro y fuera del departamento de Guatemala, que es lo que queremos”, indicó José Urízar, vicepresidente de la comisión de subcontratación de procesos de negocios (BPO, por sus siglas en inglés) de la Asociación Guatemalteca de Exportadores.

Cada año alrededor de 180.000 jóvenes concluyen sus estudios intermedios y están preparados para ocupar un puesto de trabajo, que les provea un salario digno y les permita continuar su profesionalización, tarea que solventaría dicho sector.

“Hemos tenido un crecimiento de alrededor del 25 al 30 por ciento año con año desde que comenzó realmente este sector en el 2008 y la intención es que siga creciendo a ese ritmo”, aseguró Urizar.

En Guatemala los jóvenes, que son un grupo mayoritario, son un recurso humano fundamental para el crecimiento y sostenibilidad de las industrias, por lo que debe aprovecharse, tanto para generar riqueza como para que se forme profesionalmente.

Más empleo

Se estima que la industria podría dar empleo a 100.000 personas (y 250.000 empleos indirectos), pero existe una brecha en el aprendizaje del idioma inglés que no permite que el recurso humano sea apto para las plazas de trabajo.

Urízar comentó que para que la industria pueda operar adecuadamente y brindar las mejores condiciones a los trabajadores debe asegurarse la certeza jurídica, formar un capital humano capacitado y trabajar con “reglas claras” en cuanto a las leyes que promuevan al sector.

“Más allá del impacto en el ingreso económico derivado del empleo, las personas que han laborado en esa industria han tenido una movilidad social importante, impactando en su desarrollo integral, en aspectos como la mejora de necesidades humanas básicas, educación, acceso a la información y mayores oportunidades en general”, aseguró el empresario.

Países exitosos

Los contact centers han sido un motor de desarrollo para salir de la pobreza en países como Filipinas.

Se han implementado estrategias para adaptar el recurso humano a este sector emergente que promete generar empleos de calidad y una ruta para el progreso.

En aquel país fueron creados del año 2000 al 2017 alrededor de 1,3 millones de empleos en la industria de tercerización de servicios.

 

Fuente fotografía: https://agn.com.gt

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.