Guatemala fortalece estructura de protección y atención a la niñez a un año de tragedia

Guatemala fortalece estructura de protección y atención a la niñez a un año de tragedia

A un año de la tragedia que se registró en el Hogar Virgen de la Asunción, Guatemala ha fortalecido su sistema de protección y atención a la niñez y adolescencia.

La reducción del ingreso de niños a hogares de abrigo y protección privilegiando el resguardo en su entorno familiar, la eliminación de hogares con sobrepoblación y la creación de residencias con un número pequeño de internos son algunas de las mejoras que se han hecho en los últimos 12 meses.

“El 8 de marzo de 2017, cuando fue la tragedia, se encontraban institucionalizados en el Hogar Virgen de la Asunción 600 niños, niñas y adolescentes. Actualmente se tienen albergados 194 niños en distintas residencias”, afirmó Ana Patricia Contreras Mejía, titular de la Secretaría de Bienestar Social (SBS).

La desinstitucionalización “es un mecanismo donde participan varias instituciones del sistema de protección, no es una labor exclusiva de la Secretaría. Este ha sido un trabajo de coordinación y cooperación entre las instituciones involucradas; es decir, el Organismo Judicial, Procuraduría General de la Nación” y la SBS”, acotó.

Agregó que “desde hace un año se cerró el antiguo Hogar Virgen de la Asunción como macro institución” y los menores de edad fueron trasladados a “nuevas residencias en donde el número que se maneja es pequeño y esto es para darles una protección integral, un abordaje sicosocial y una atención como ellos se la merecen”.

Además, se capacitó a personal de la SBS en temas como derechos humanos, primeros auxilios, atención a crisis y liderazgo. Sumado a ello, “se establecen mesas donde se discuten los modelos de atención” para los menores de edad y se firma un convenio interinstitucional donde participan la Procuraduría General de la Nación (PGN), el Tercer Viceministerio de Gobernación y la SBS “con el objetivo de darles un apoyo sicosocial a las niñas sobrevivientes de la tragedia”, explicó Contreras Mejía.

El incendio causó 41 muertos y 15 niñas y adolescentes sobrevivieron.

 Instrucción presidencial

Poco después de ocurrida la tragedia del 8 de marzo del 2017, el presidente Jimmy Morales giró instrucciones para que el sistema de protección se encaminara a la desinstitucionalización y a mejorar los procesos de cuidado de los menores de edad.

También para que se cumplieran las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y se fortalecieran los programas de protección para evitar que sean vulnerados los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

La SBS ha mejorado en el último año la división de perfiles de los menores de edad albergados en los hogares de protección y abrigo, con el fin de darles una atención más personalizada.

El pasado 2 de marzo el Gobierno inauguró un centro de atención para niños y jóvenes con discapacidad que implementa un nuevo modelo de atención.

Esa mejora en los modelos de atención se prevé implementar ahora con “las víctimas de maltrato en todas sus formas”, aseguró José Ariel Polanco Abril, subsecretario de Protección y Acogimiento a la Niñez y Adolescencia.

Pero las mejoras al sistema no terminan ahí. Esta semana la Comisión Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CNNA) entregará al gobernante Morales la Política de la Niñez con la que se pretende, entre otras cosas, la protección y los derechos de los menores de edad.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.