Guatemala, país menos violento del Triángulo Norte de Centroamérica

Guatemala, país menos violento del Triángulo Norte de Centroamérica

Guatemala es el país menos violento del Triángulo Norte de Centroamérica, con una tasa de 24,9 homicidios por cada 100.000 habitantes, mientras que Honduras y El Salvador superan la cifra de muertes violentas reportadas durante el primer trimestre del 2018, según una investigación.

En un informe de la organización Diálogos, se detalla que Honduras tiene una tasa de 41,4 homicidios por cada 100.000 habitantes, 16,5 decesos más que Guatemala.

Mientras que El Salvador tiene una tasa de 61,9 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, 45,4 homicidios más que Guatemala.

La estadística en Guatemala tuvo una tendencia a la baja a partir del 2009, cuando esta se ubicaba en 46,3. De ese año a la fecha presentó descensos anuales, derivado de las estrategias de seguridad que implementa el Gobierno de Guatemala para combatir la criminalidad en el país.

En la administración del presidente Jimmy Morales se prioriza la seguridad ciudadana, además se impulsan esfuerzos para fortalecer las fronteras de la nación y combatir el crimen transnacional, tema que se trabaja con México, Honduras y El Salvador.

Igualmente, el mandatario instruyó al Ministerio de Gobernación a implementar operativos para la desarticulación de estructuras criminales, entre estas las vinculadas a las pandillas “Salvatrucha” y “Barrio 18”, a las que se les atribuye una cantidad considerable de delitos.

Además, la cartera del interior impulsa la profesionalización y dignificación de la Policía Nacional Civil (PNC), por lo que se adquirió equipo de última generación para dotar a las fuerzas de seguridad y se incrementó la cantidad de agentes en los últimos dos años, de 34.000 a 39.000.

Igualmente, se implementó un intenso plan de depuración de la PNC y se desarrolló una estrategia para construir nuevas estaciones del ente policial y con ello tener más presencia en todo el territorio nacional.

Otras de las acciones fue la instalación de una unidad de policía comunitaria con el propósito de que la población tuviera mejor acceso a la PNC y se generara un vínculo de confianza con los ciudadanos.

En poco más de dos años de la gestión del mandatario Morales, la tasa de homicidios se redujo 4,6 puntos, de 29,5 en diciembre de 2015 a 24,9 en marzo de 2018.

Asimismo, bajó la cantidad de heridos en hechos violentos, los delitos de robo y hurto, secuestros, infracciones sexuales, robo de vehículos, motocicletas y en residencias.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.