Guatemala presenta Estrategia Nacional para la Reducción de la Deforestación y Degradación de los Bosques

Guatemala presenta Estrategia Nacional para la Reducción de la Deforestación y Degradación de los Bosques

Fue presentada ante los distintos sectores, partes interesadas, miembros de la sociedad civil y representantes de la comunidad internacional, la primera versión de la Estrategia Nacional para la Reducción de la Deforestación y Degradación de los Bosques en Guatemala (ENREDD+), la cual representa uno de los principales instrumentos de política de mitigación ante el fenómeno mundial del cambio climático, específicamente en el sector Uso y Cambio de la Tierra y la Silvicultura.

Con ello, en vísperas del Día Mundial de la Tierra (22 de abril), el país logra dar una respuesta técnica a la problemática asociada con la pérdida de nuestros recursos naturales, entre los que sobresale la cobertura nacional de bosques, y al mismo tiempo se da cumplimiento a los compromisos del Estado frente al cambio climático, como el Acuerdo de París, de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a los efectos del calentamiento global.

Entre los componentes que integran esta primera versión (en la cual aún pueden integrarse nuevos elementos de retroalimentación para su documento final) se entregan los primeros resultados del proceso de preparación para la ENREDD+, a cargo del Grupo de Coordinación Interinstitucional (GCI), liderado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -MARN- e integrado también por el Instituto Nacional de Bosques -Inab-, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -Conap- y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación -MAGA-.

Asimismo, se logra dar el paso del lanzamiento oficial del Sistema para la ENREDD+ y se dan a conocer los resultados en los componentes de Salvaguardas, Género y Multiculturalidad, Múltiples Beneficios, Niveles de Referencia, Diálogo y Participación, dentro del marco de preparación de esta estrategia de país.

Con este hito, el país da un paso importante para poder medir el aporte que hace al Acuerdo de París en términos de reducir emisiones en el sector forestal, tanto a través de recursos públicos y privados, así como otros recursos de financiamiento climático.

Esta plataforma también permite al país buscar acceso a financiamiento de “pago por resultados”, modalidad que tienen entidades financieras como el Fondo Verde del Clima o el Fondo Cooperativo del Carbono Forestal -FCPF-; en este último, el país suscribió una “Carta de Intención” para poder optar a dichos pagos, si se logra demostrar la reducción de emisiones en el sector forestal.

El pasado 26 de marzo, una delegación encabezada por el Viceministro de Cambio Climático, Fernando Coronado, presentó en la ciudad de Washington D.C., Estados Unidos, este informe preparatorio de la ENREDD+, el cual fue aprobado favorablemente en el marco del FCPF.

Este esfuerzo es apoyado por el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-, como socio implementador del FCPF, así como otros socios estratégicos como la Agencia del Gobierno de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD-, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación -FAO- y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -UICN-, entre otros.

Objetivos específicos:

A través de la ENREDD+ se apoyará el cumplimiento de metas nacionales como: beneficiar a más de 1.5 millones de habitantes (al menos 30% de mujeres), la creación de más de 80 mil empleos directos e indirectos, proteger las fuentes de agua y los suelos, canalizar US $625.7 millones a la economía rural a través de incentivos forestales para la restauración (200 mil ha), protección y manejo de bosque natural (500 mil ha), sistemas agroforestales (300 mil ha) plantaciones forestales (300 mil ha) y apoyar iniciativas REDD+ en áreas protegidas, entre otros.

En Guatemala a cada hora se deforesta el equivalente a 19 canchas de futbol en bosque, cada año se pierden 115 mil 792 hectáreas, generando emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en 44.9 millones de toneladas de dióxido de carbono. A esta problemática se suman las 70 mil 597 hectáreas que se queman anualmente generando emisiones de 4.45 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Las causas principales de esta deforestación y degradación son la agricultura y ganadería extensiva, incendios forestales, extracción no sostenible de leña, extracción ilegal de madera, crecimiento urbano no ordenado, entre otros.

En la actualidad el mecanismo REDD+ incluye 5 actividades eje:

 

  • Reducción de la deforestación
  • Reducción de la degradación
  • Conservación
  • Manejo sostenible de los bosques
  • Aumento de los stocks forestales de carbono

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.