Guatemala y Taiwán promueven industrialización del bambú para 2018

Guatemala y Taiwán promueven industrialización del bambú para 2018

El Gobierno de Guatemala en conjunto con la República de Taiwán inauguraron un programa para reforzar la cooperación para el desarrollo de la industria del bambú en el país centroamericano.

Con la inauguración de Estructura Modelo del Proyecto de Industrialización del Bambú en Guatemala, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) finaliza el cuarto eje de la primera fase del programa que se trabaja en cooperación con el Gobierno de la República de China (Taiwán).

En esta fase se fomentó, transformó e incentivó la producción y la investigación técnica de mercados del bambú en Guatemala, permitiendo la comercialización de los derivados de este producto.

Una de las principales formas de aprovechamiento es la elaboración de muebles y artesanías con gran aceptación en el mercado guatemalteco.

“Estamos extendiendo la dignificación en los proyectos de bambú, la idea principal es poder industrializarlo para usarlo en construcciones y evitar el manejo de madera como se hacía hace 25 años, ayudando a la no deforestación del país”, dijo el ministro Mario Méndez.

El funcionario destacó que esta industrialización fomentará más empleo y generará divisas para los guatemaltecos por ser un proyecto “exitoso” para el país.

El memorándum del proyecto de industrialización del bambú en Guatemala fue suscrito en 2014, tiempo desde el cual el país asiático ha apoyado con el uso de tecnologías avanzadas entrenando a más de 1.200 trabajadores guatemaltecos y estableciendo el Centro Educativo del Bambú en Guatemala, que es operado por la misión técnica de Taiwán.

Este acuerdo tiene como objetivo fomentar e incentivar la producción, transformación, comercialización e investigación técnica de la industria del bambú en el país.

El proyecto tiene una duración de cinco años, con 2.871.153 dólares (22.969.224 quetzales) para cinco años.

En la actualidad el MAGA cultiva bambú en más de 170 hectáreas con fines didácticos, atendiendo a más de 160 productores.

En las tierras guatemaltecas se pueden cultivar más de 25 variedades de bambú y en 2018 se pretende incrementar a 300 las hectáreas que produzcan este importante cultivo.

Desde que comenzó el proyecto se ha capacitado y brindado asistencia técnica a 27 empresas sobre la transformación, manejo y técnicas de producción de los derivados del bambú como muebles y artesanías.

Por su parte Enrique Tobar, gerente del proyecto de bambú en Guatemala, destacó que este tipo de planes traen beneficios socioeconómicos y ambientales para la población.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.