Imágenes de la NASA confirman que la Amazonía de Brasil arde «a pasos agigantados»

Imágenes de la NASA confirman que la Amazonía de Brasil arde «a pasos agigantados»

El lunes pasado, parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como Sao Paulo, la mayor ciudad del país, fueron afectados por la extensión de una intensa humareda procedente de los incendios y que prácticamente acortó el día debido al oscurecimiento prematuro.

Los usuarios de Twitter expresaron su preocupación por la situación ecológica en la zona y acusaron a las autoridades de Brasil (en particular al presidente Jair Bolsonaro) y la mayoría de los medios de comunicación de ignorar el problema, algo que podría tener consecuencias catastróficas para todo el planeta.

Al momento la Amazonía de Brasil lleva 17 días en llamas.

Los incendios están ardiendo a la velocidad más alta desde que el centro de investigación espacial del país, el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), comenzó a rastrearlos en 2013, dijo el centro el martes.

Ha habido un total de 72 mil 843 incendios en Brasil este año, con más de la mitad en la región amazónica, dijo INPE. Eso es más de un aumento del 80% en comparación con el mismo período del año pasado.

El Amazonas a menudo se conoce como los pulmones del planeta, produciendo el 20% del oxígeno en la atmósfera terrestre. Se considera vital para frenar el calentamiento global, y también alberga innumerables especies de fauna y flora. Aproximadamente la mitad del tamaño de los Estados Unidos, es la selva tropical más grande del planeta.

Rechazan acciones del Presidente Jair Bolsonaro

De acuerdo con un informe del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon), que desde hace 28 años estudia la región, la tasa de deforestación en la selva brasileña creció un 66 por ciento en julio pasado, aunque ese porcentaje llega al 278 por ciento según las proyecciones del Inpe

El aumento de tala de árboles en el pulmón verde del planeta ha llevado a Noruega y Alemania a suspender partidas destinadas al Fondo Amazonia, dedicado a la protección ambiental en Brasil y del que ambos países son los principales patrocinadores. Tras las críticas recibidas, Bolsonaro insistió en defender la «soberanía» de Brasil sobre la Amazonia, mandó a la canciller Angela Merkel a utilizar los fondos para «reforestar Alemania» y reprochó a Noruega por «matar ballenas» y «extraer petróleo del Polo Norte». 

Desde que llegó al poder, el pasado 1 de enero, Bolsonaro ha propuesto un giro radical en la política medioambiental, la cual pasa por la defensa de la explotación de la selva tropical, la legalización de la minería en las reservas indígenas y la reducción de la fiscalización en áreas protegidas.

EFE Noticias.

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.