Solo los europeos “altamente cualificados” tendrán ventajas en el Reino Unido tras el “brexit”.

Solo los europeos “altamente cualificados” tendrán ventajas en el Reino Unido tras el “brexit”.

El Ministerio del Interior del Reino Unido ha presentado un documento con el objetivo de reducir el número de inmigrantes de baja cualificación que entran al país después de que se separen de la Unión Europea. En su escrito, al que ha tenido acceso The Guardian, se detallan varias propuestas de cómo, tras el brexit, se pondrá fin a la libre circulación.

El documento, de 82 páginas y con fecha de agosto de 2017, establece por primera vez cómo el Reino Unido pretende abordar la cuestión de la inmigración reorientando drásticamente la política para situar como preferentes a los trabajadores británicos frente a los europeos. Así, entre las restricciones que se introducirán para disuadir a todos los trabajadores de la UE está la de que los que tengan las cualificaciones más bajas solo podrán residir en el país un máximo de dos años.

Esto es debido a que, como se relata literalmente, “para ser considerado valioso para el país en su conjunto, la inmigración debería beneficiar no sólo a los propios inmigrantes sino también a los residentes existentes”. Por tanto, los ciudadanos europeos que estén altamente cualificados tendrán permisos para trabajar por un período más largo de tres a cinco años. El escrito también describe una introducción gradual a un nuevo sistema que pone fin al derecho de establecerse en Gran Bretaña para la mayoría de los inmigrantes europeos y que, por tanto, instala nuevas restricciones en sus derechos de llevarse con ellos a los miembros de su familia.

Potencialmente, esto podría conducir a la división de miles de familias. Por lo que en el futuro sistema también harán distinciones entre familiares directos u otro tipo de miembros de la familia. Pero, ponen como ejemplo, que si un ciudadano de la UE que vive en el Reino Unido quiere llevarse al país a su cónyuge, él o ella tendrá que ganar un mínimo de 18.600 libras al año. No se trata de detener la migración de la UE … Pero habrá un cambio fundamental en nuestra política Asimismo, enseñar el pasaporte será obligatorio para todos los ciudadanos de la UE que quieran entrar en el Reino Unido tras el Brexit pero no habrá controles fronterizos. En su lugar, todas ls nuevas llegadas de la UE tendrán “permiso” para ingresar a Gran Bretaña por un período de hasta tres o seis meses. Después de eso, para permanecer más tiempo, tendrán que solicitar un permiso de residencia biométrico, que puede incluir una huella digital.

Estas propuestas todavía no han sido aprobadas en el consejo de ministros y están “sujetas a negociaciones con la Unión Europea”, pero es una muestra concreta de las posibles peticiones del país. “No se trata de detener la migración de la UE …

Pero habrá un cambio fundamental en nuestra política en que el gobierno tendrá una visión de las necesidades económicas y sociales del país en materia de migración, en vez de dejar esta decisión enteramente a la UE ciudadanos y sus empleadores “, reza el escrito del Ministerio del Interior.

Por: Vicky C

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.