Plástico en las heces: preocupante estudio

Plástico en las heces: preocupante estudio

Información – Voa Noticias

En el primer estudio de este tipo, investigadores austriacos han rastreado el movimiento de microplásticos en los seres humanos. Los resultados muestran que el plástico ahora es un elemento constante en el cuerpo humano.

La investigación se presentó esta semana en la Semana de la UEG en Viena, Austria, la reunión de gastroenterología más grande de Europa.

Dos investigadores austriacos, el Dr. Philipp Schwabl de la Universidad Médica de Viena y la Dra. Bettina Liebmann, de la Agencia de Medio Ambiente de Austria, estudiaron a participantes de Finlandia, Italia, Japón, los Países Bajos, Polonia, Rusia, el Reino Unido y Austria.

Los microplásticos son partículas de plástico de menos de 5 mm de tamaño. A menudo son pequeñas cuentas de plástico que se ponen en productos cosméticos. Algunas naciones, incluidas EE. UU., el Reino Unido y Corea del Sur, han prohibido las microperlas. Pero los microplásticos también se crean cuando se rompen piezas más grandes de plástico con el tiempo, y el plástico en general está en todas partes.

La ONU calcula que aproximadamente 8 millones de toneladas métricas de plástico terminan en los océanos cada año. El Foro Económico Mundial estima que los estadounidenses desecharon más de 33 millones de toneladas métricas de plástico en 2014.

Pero este estudio, que es pequeño, sugiere que el plástico, sea malo para nosotros o no, ya está en todos nosotros.

Se pidió a los participantes del estudio que mantuvieran un diario de alimentos durante siete días antes de tomar parte en la prueba. Luego entregaron muestras de heces a los investigadores que luego buscaron microplásticos.

Y los encontraron. Todas las muestra de heces dieron positivo por la presencia de microplásticos, y se identificaron hasta nueve tipos de plástico diferentes.

¿De dónde viene el plástico? En los casos de este estudio, el plástico que apareció en las personas se asocia con comer alimentos envueltos en plástico y beber de botellas de plástico. Pero la mayoría de los participantes también comieron pescado, por lo que Schwabl dice que en este momento “no se puede llegar a una conclusión exacta sobre el origen del plástico” exactamente de dónde proviene el plástico. Los estudios futuros deberían explicarlo eso.

Schwabl dice que, por ahora, no hay estudios definitivos que sugieran un peligro para los humanos. Pero dice que en “estudios en animales, se ha demostrado que los microplásticos pueden causar daño intestinal, remodelación de las vellosidades intestinales, distorsión de la absorción de hierro y estrés hepático”.

Y la preocupación es “lo que esto significa para nosotros, y especialmente para los pacientes con enfermedades gastrointestinales”, dice Schwabl. “Mientras que las concentraciones plásticas más altas en estudios con animales se han encontrado en el intestino, las partículas microplásticas más pequeñas son capaces de ingresar al torrente sanguíneo, al sistema linfático e incluso pueden llegar al hígado”.

Se sorprendió, dice, al descubrir que aparentemente el plástico está apareciendo en todos nosotros, y piensa que la cantidad que se acumula en nuestros cuerpos siga aumentando, a menos que el mundo cambie drásticamente el uso del plástico.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.