Política de seguridad permite reducir homicidios y delitos contra el patrimonio

Política de seguridad permite reducir homicidios y delitos contra el patrimonio

Los diferentes esfuerzos de las instituciones de seguridad pública, que se enmarcan en la política de seguridad del Gobierno, permitieron que a febrero del 2018 se redujeran los homicidios y delitos contra el patrimonio, en comparación con el mismo período del año pasado, según fuentes oficiales.

De tal cuenta que los asesinatos, heridos en hechos violentos, secuestros, denuncias de violencia intrafamiliar y de delitos sexuales muestran una baja al segundo mes del año en curso en comparación con 2017, según un informe estadístico elaborado por la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad.

También muestran un descenso los robos en residencias y comercios, así como el hurto de vehículos y armas y el asalto a peatones y buses. La reducción de los indicadores responde a las acciones de prevención y fortalecimiento de la seguridad que ha impulsado el gobierno del presidente Jimmy Morales.

Muertes violentas disminuyen

A febrero del año en curso la cantidad de homicidios sumó 603, mientras que en el mismo lapso del 2017 fue de 749, ello evidencia una reducción del 19,49 por ciento, de acuerdo al informe oficial. La cifra es menor también a las registradas en el mismo período de los últimos diez años.

Cinco departamentos concentran este año el 67,33 por ciento de las muertes violentas. Los departamentos con mayor incidencia en el período comparado son: Guatemala (253), Petén (48), Escuintla (42), Izabal (33) y Quetzaltenango (30). En el resto de departamentos la cifra suma 197.

Como era de esperarse, el éxito en la reducción de asesinatos se reflejó en la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, la cual se situó al segundo mes del 2018 en 24,6, evidenciando un descenso de 4,2 puntos (28,8 en febrero de 2017).

La cantidad de personas heridas en hechos violentos también disminuyó al ubicarse en 638, en comparación con las 897 del año pasado, mostrando una baja del 28,87 por ciento. En este sentido, la tasa de heridos en hechos violentos por cada 100.000 habitantes se ubicó en 28,7, mientras que en 2017 fue de 36,6. Es decir, bajó 7,9 puntos.

Otros indicadores a la baja

El informe elaborado por la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad también da cuenta de que los secuestros se redujeron al pasar de 6 a 3; es decir, una disminución del 50 por ciento.

Lo mismo ocurrió con las denuncias de violencia intrafamiliar que se situaron a febrero de este año en 155, en contraste con las 235 del 2017, la baja fue de 34,04 por ciento. Las denuncias de delitos sexuales sumaron 68, mientras el año pasado la cifra fue de 86, evidenciando una disminución del 20,93 por ciento.

Los robos también se redujeron de la siguiente manera: en residencias pasó de 121 a 83, 31,40 por ciento menos; en comercios pasó de 82 a 66, disminución de 19,51 por ciento y de vehículos pasó de 530 a 515, el descenso es de 2,83 por ciento.

Además, bajaron los robos de armas al pasar de 186 a 149, a peatones al pasar de 205 a 184 y a buses al pasar de 9 a 1.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.