Reconocen cambios en Gobierno en materia de transparencia y lucha contra corrupción

Reconocen cambios en Gobierno en materia de transparencia y lucha contra corrupción

Hay cambios sustantivos y claros en los esfuerzos por la transparencia y lucha contra la corrupción durante el gobierno del presidente Jimmy Morales, opinó el analista Francisco Quezada, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

“Hay que reconocer que la práctica ha cambiado”, dijo el académico en una conversación con la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) en relación con la presentación del Segundo Informe de Gobierno que el mandatario hizo el domingo y particularmente en este tema.

Quezada recordó que el tema de la corrupción resulta “excepcional”, cuando en los dos últimos gobiernos “era la práctica”.

“Los gobiernos (antes de 2016) estaban hechos para eso. Es una diferenciación grande ahora, que no hemos admitido”, hizo ver.

También consideró que “es notorio: el índice de la corrupción -si bien no a los niveles que quisiéramos-, ha bajado” y atribuyó tales avances a un esfuerzo compartido entre población, sector justicia y Gobierno.

Sostuvo que se está dando “un paso favorable”, pues “la dirección en que íbamos ha cambiado y esperaríamos que sucesivos gobiernos sigan en esta línea, pues se trata de males que han penetrado las instituciones durante años y no pueden resolverse en un tiempo corto”.

El presidente Morales dijo el domingo que la transparencia en el desempeño del trabajo gubernamental, la apertura a la participación ciudadana y la lucha contra la corrupción son parte de los ejes prioritarios de la Política General de Gobierno.

En su discurso destacó “como una acción a favor de la lucha contra la corrupción y la impunidad” el traslado “puntual” que el Ejecutivo hizo de “la totalidad de los fondos asignados a todas las entidades que conforman el Sector Justicia, incluyendo al Ministerio Público (MP) y el Organismo Judicial (OJ)”.

“El traslado de dichos fondos ha sido una prioridad cumplida y ratificada en los primeros dos años de Gobierno, sin condicionamiento alguno, porque la lucha contra la impunidad y la corrupción son prioridades presidenciales”, subrayó el mandatario.

Asimismo, indicó que dentro de la administración pública se crearon unidades de transparencia para prevenir e identificar las malas prácticas administrativas o el mal manejo de los recursos del Estado.

“Ahora, cada anomalía detectada es denunciada ante el Ministerio Público, para que se investigue como debe ser”, dijo.

Antes y después

Quezada recordó que la expectativa de los guatemaltecos frente a cualquier gobierno era muy grande, después de dos administraciones conescutivas en las que imperó la corrupción. “La expectativa era que la situación cambiara radicalmente”, recordó.

“Este es el legado que recibe el actual Presidente, con actividades paralizadas desde 2015 porque el gobierno anterior no adquirió insumos y deja un Estado desabastecido; dejando, además, adquisiciones cuestionadas de corrupción, lo que no permite continuar con su ejecución. No se podían avanzar”, dijo.

De ahí que el Presidente actual “recibe un Gobierno desabastecido y obras paralizadas por denuncias de corrupción y, adicionalmente, una Ley de Contrataciones hecha a la puerta de una elección, con muchos de sus artículos que prácticamente paralizaban la ejecución”.

Consideró que si bien la crítica por la parálisis en la ejecución se concentró visualizada en el Ejecutivo, especialmente por los indicadores en salud y comunicaciones, esta fue “generalizada, tanto en municipalidades, otros poderes de Estado e instituciones de justicia”.

En el caso de la corrupción, dijo que “veníamos de ocho años de esa práctica” y que “sería injusto decir que siguen, estemos o no de acuerdo con el Presidente. Los escándalos que había, esta vez se detuvieron”.

“No dudo -advirtió- que sigan existiendo personas corruptas, pero no al nivel en que veníamos”.

“Es una diferencia grande, que no hemos admitido”, insistió, al recordar que precisamente Jimmy Morales es elegido porque no representaba a los partidos tradicionales. “No reflejaba lo que ellos representaban”, destacó.

Por ello, instó al mandatario a mantener un esfuerzo por “evitar” decisiones políticas que se perciban con “doble sentido” porque “son notas que la población resiente mucho”.

“En la lucha anticorrupción, nadie le va a reconocer los esfuerzos, pero un error será muy significativo. En una pared blanca una mancha se nota mucho, en una pared negra las manchas no se ven”, concluyó.

Finalmente, en cuanto a críticas en contra del mandatario que lo excluyen como un “aliado” en la lucha contra la corrupción, Quezada reflexionó respecto a “¿quién decide quién es y quién no es aliado?. Cada quien hacemos nuestro esfuerzo. ¿Quién decide el otorgamiento de la membresía para considerarlo aliado?”.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.