¿Sabias que los huesos también se comunican?

Ademas de proporcionar apoyo estructural a nuestro cuerpo, nuestros huesos también hablan, producen hormonas que hablan con otros órganos y tejidos.

Al menos tres hormonas óseas actúan como mensajeros, según estudios recientes y podría haber más, los científicos han comenzado a descifrar lo que significa este tipo de mensajería para la salud, pero la catalogación e investigación de estas hormonas nos ayudará a  comprender mejor como el cuerpo regula el azúcar la energía y la grasa entre otras cosas.

De la lista de hormonas mensajeras de los huesos, Osteocalcina, Esclerostina y lipocalina 2, esta hormona secretada por las células óseas puede suprimir el apetito.

Los huesos se reinventan constantemente a través de la remodelación intensiva de energía. Las células conocidas como osteoblastos (células del hueso encargadas de sintetizar la matriz ósea) producen hueso nuevo; otras células, los osteoclastos, destruyen hueso viejo. Con este cambio, “el esqueleto debe tener un mecanismo de ajuste muy delicado que permita que todo el cuerpo esté en sincronía con lo que está sucediendo a nivel del esqueleto.Y es que los osteoblastos y los osteoclastos envían hormonas para cumplir sus órdenes.

Aún queda mucho por investigar, pero está claro que, en los últimos años, los estudios han demostrado que el hueso es un órgano endocrino y produce hormonas que afectan al desarrollo del cerebro, el equilibrio de la glucosa, la función renal y la fertilidad masculina.
¿Con qué nuevos enfoques nos sorprenderá nuestro esqueleto?

Resultado de imagen para el esqueleto humano-Cristian Chiquibal

noviembre 13, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.