Tecnoadicción, la enfermedad que afrontan los usuarios

Por: Marleny Silva

La tecnoadicción o tecnodependencia está relacionada con el uso excesivo de la computadora, el Internet, vídeo juegos, el celular y la tecnología en general. Si bien esta conducta no es perjudicial en sí misma, puede transformarse en problemática si se realiza en exceso o compulsivamente.

Con la llega de la Tecnología de la Información y de la Comunicación –TIC´S-, también se produjo la revolución en nuestra vida, y aunque la tecnología fue creada por los seres humanos para facilitarnos situaciones de nuestro vivir, muchos de ellos han desarrollado una dependencia ante ella.

¿Cómo reconocer a un tecnoadicto?

Es sencillo reconocer a estas personas porque:

  • Dedicar más de cinco horas a un uso no estrictamente necesario.
  • Pérdida de la noción del tiempo.
  • Intentos fallidos de limitar el uso.
  • Sentir euforia o alegría muy intensa por el uso de la tecnología.
  • Irritación por la imposibilidad de uso o acceso.
  • Irritabilidad por las interrupciones.
  • Pensamiento obsesivo.
  • Descuidar relaciones y actividades importantes.
  • Críticas y quejas del entorno socio-familiar y laboral/educativo.
  • Mentiras, ocultamiento y negación sobre el uso real que se hace.
  • Aislamiento social.
  • Aparición de problemas físicos (tics, alteración de la vista, cefaleas, malas posturas).
  • Privación del sueño-comida a causa del uso.
  • Alteración de hábitos de limpieza y alimentación.
  • Sueño alterado e irritabilidad por descanso interrumpido.

    La tecnología puede atrapa al adicto.

¿Cómo se puede tratar la tecnoadicción?

Sí bien este problema es nuevo, es posible que se pueda tratar haciendo cosas sencillas como:

  • Tratar de modificar pensamientos, actitudes y valores relacionados con la tecnología.
  • No limitar el uso de la tecnología, en su lugar se debe controlar la dosis en la que esta es utilizada.
  • Hacer una lista de ventas y consecuencias hasta qué punto las tecnologías son útiles y cuándo es el momento propicio para volver a la vida real.

Es importante mencionar que el tratamiento no es corto y puede demandar hasta incluso un año, ya que las recaídas están a la orden del día.

La Escala Diagnóstica de Adicción a la Tecnología, es el instrumento con el que se puede medir esta adicción y costa de 37 afirmaciones tales como: “me siento aislado cuando no tengo o no puedo usar mi celular”. En la que los usuarios responden con las afirmaciones: “totalmente de acuerdo”, “de acuerdo”, “en desacuerdo” y “totalmente en desacuerdo”; así de esta manera el especialista puede determinar cuan abusivo y patológico es el uso de la tecnología.

Abril 15, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.