Titus Letona, un joven de 16 años hace brillar el nombre de Guatemala en Kickboxing

Titus Letona, un joven de 16 años hace brillar el nombre de Guatemala en Kickboxing

Un adolescente de 16 años está llevando los colores de Guatemala a los sitiales más altos de los podios en copas mundiales de la modalidad de Kickboxing (karate) de la Asociación Mundial de Organizaciones de esta rama de las artes marciales (WAKO, por sus siglas en inglés).

Se trata de Titus Letona, virtualmente sin oponentes de su nivel en el área centroamericana, discípulo de la escuela Letona, del sensei Enrique Letona, su padre, quien explica que el joven deportista incursionó en esta disciplina cuando apenas tenía unos dos años y medio.

Budapest, Hungría, fue su más reciente desafío y de allí recién regresó con dos preseas de oro y una de plata. Rivales rusos, finlandeses y húngaros, entre otras nacionalidades, han tenido que conformarse con puestos secundarios.

No ha tenido tiempo de contar los triunfos en Budapest y ya tiene en mente un nuevo reto. En julio tiene programado participar en el torneo Fuerza Dragón, en Nezahualcóyotl, en el Estado de México, donde los materiales de promoción lo anuncian como una de las máximas atracciones por su calidad como “campeón mundial WAKO”.

Compite en la categoría expertos de 16 a 18 años, 69 kilos menos, cintas negras, a nivel mundial, explica el sensei Letona.

En Budapest no hizo más que confirmar su nivel, pues también compitió en la edición 2017 con resultados similares.

Letona explica que para el joven esta copa mundial representa uno de los máximos desafíos en su carrera, comparable únicamente con el Clásico de Austria y el Abierto de Irlanda, otros dos torneos mundiales de alta competencia celebrados este año, donde se colgó el oro.

“El karate es mi vida, desde pequeño lo hago”, expresa Titus, cuya especialidad dentro del kickboxing es el Point Fighting (combate a punto). Se trata de una disciplina de combate donde dos competidores pelean con el objetivo de marcar puntos definidos, usando técnicas legales. La característica principal de combate a punto es el estilo, técnica y velocidad, de acuerdo con el Reglamento para Deportes de Tatami, de WAKO.

“Es una disciplina que enseña valores, respeto a mis padres, respeto a Guatemala, a mis compañeros y me ayuda a ordenar las cosas en mi vida. Es un deporte que me ayuda a enfocarme en lo que yo quiero”, reflexiona el joven, quien estudia bachillerato en el Instituto Mixto Belén, en la colonia La Florida, zona 19 de la capital, y donde cuenta con “buenos amigos”.

Su meta es conseguir medios para estudiar en Estados Unidos y especializarse en administración de empresas. Por supuesto, reconoce que para lograrlo, tiene que cumplir con sus obligaciones académicas, lo cual no es fácil al ir y venir de competencias internacionales y no dejar de entrenar de manera constante e intensa.

“Estoy bien en mis clases, me esfuerzo, llevo las tareas a los entrenos y cuando viajo, tengo que ponerme al día en todas las materias. Para mí lo más importante es estudiar y entrenar. Tengo que recompensar el esfuerzo de mis padres con buenas notas”, expresa.

Logros y metas

El sensei Letona considera que el estar ubicado entre los primeros tres lugares del rancking mundial WAKO de su categoría es un logro sin precedentes.

“Para Guatemala: Hemos hecho historia, ningún guatemalteco en artes marciales, en toda la historia, ha logrado ganar primeros lugares en torneos mundiales. Eso, la gente no lo sabe, porque no hay federación de Kempo karate, por no ser un deporte olímpico”, explica.

No obstante, hace ver que a WAKO es la organización internacional más grande de kickboxing y a la cual pertenecen unos 130 países. Por la tendencia que marca en todo el mundo, Letona considera que en 2021 pueda llegar a ser un deporte olímpico y, en consecuencia, sea un deporte federado en Guatemala.

En cuanto a los objetivos a futuro para Titus, dice que es “seguir en los primeros lugares a nivel mundial, ir a los mejores torneos del mundo, representar nuestro país y escuela en los mejores torneos, que, al subir de categoría, siga en los primeros lugares y siga triunfando para que se sepa que en Guatemala tenemos nivel y un buen deporte”.

El valor del karate

El sensei Letona valora el karate, como deporte. Destaca que uno de los aspectos más importantes es que se convierte en un recurso que ayuda “a vencer nuestros miedos, no solo en combate, sino en nuestra vida”. “Aprendemos a ver la vida igual que si se tratase de un combate”, explica. Aplica –dice- para el colegio, la universidad, o los negocios. Hay que luchar para poder alcanzarlos. Es la enseñanza a través del karate.

En cuanto a su experiencia personal y la de Titus, dice que “lo importante de lo que hacemos es que cada día tenemos diferentes metas, se presentan nuevas oportunidades, nuevas competencias, nuevos rivales”. Esa, dice,  “es la motivación para seguir cada día alcanzando metas, y canalizar esos retos en una vida saludable y ordenada”.

“Sobre todo –concluye-, seguir lo que empezamos, seguirlo toda la vida, tener una constancia, no solo en karate, sino en todo, en la vida, en lo que hacemos diariamente”.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.