Día Internacional de los Bosques: Por unas ciudades sostenibles

Día Internacional de los Bosques: Por unas ciudades sostenibles

El 21 de marzo fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como Día Internacional de los Bosques, para conmemorar la importancia de todos los tipos de bosques y generar conciencia del ecosistema que estos albergan alrededor de todo el mundo.

Cada vez que se celebra el Día Internacional de los bosques, se alienta a los países a adoptar iniciativas en el plano local, nacional e internacional para la organización de actividades relacionadas con los bosques y los árboles, como, por ejemplo, campañas de plantación de árboles.

Bosque es un ecosistema forestal que se caracteriza por tener una gran diversidad de especies, se estima que dos tercios de todas las especies terrestres viven en los bosques o dependen de ellos para su supervivencia.  Asimismo, los bosques pueden proporcionar un seguro económico efectivo contra los impactos del cambio climático, relacionados con la reducción a desastres, la seguridad del agua, la seguridad alimentaria y la salud humana.

Los recursos que proveen los bosques son sustento para el bienestar humano a través de la provisión de bienes y servicios como la purificación del agua, suministro de oxígeno, beneficios espirituales y culturales, prevención de la erosión, alimentación, recursos energéticos y recursos medicinales.

Entre los ecosistemas de bosques más representativos de Guatemala destacan: bosques de conífera (bosque de pinos), bosque latifoliado (húmedo bajo) y bosque deciduo xerofítico (bosque seco).

Las áreas protegidas son una muestra representativa de cobertura forestal, los bosques contribuyen en la adaptación y mitigación al cambio climático, por la capacidad que tienen los árboles para absorber y almacenar el carbono.

En Guatemala, con base en la última publicación de la Dinámica de la Cobertura Forestal, alrededor del 33.7%  del país cuenta con cobertura forestal, de esta más de la mitad de los bosques se encuentran dentro del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas. 

El CONAP junto a otras instituciones gubernamentales y No gubernamentales está tomando  medidas a nivel local y regional para salvar la diversidad biológica forestal, un ejemplo claro es el manejo forestal sostenible que ha ido progresando, revalorizando los bosques y su transformación hacia un sector dinámico generador de empleo y divisas,  impacto importante que se ha alcanzado gracias a mecanismos como los incentivos forestales, las concesiones forestales del Petén y las certificaciones forestales, entre otros. Acciones que deben apoyarse para asegurar los bienes y servicios ambientales asociados a los bosques, tan vitales para nuestra población y las futuras generaciones.

Lema de conmemoración 2018: Bosques por unas ciudades sostenibles.

Este año, la celebración de este día se dedica a los bosques y las ciudades, bajo el lema ¡Vivamos en ciudades más verdes, saludables y felices! se quiere concienciar sobre los recursos y conocimientos que tenemos para convertir nuestras ciudades en lugares más verdes y más saludables, a corto y largo plazo.

¿Qué pueden hacer los bosques por las ciudades?

No podemos olvidar que los árboles y los bosques urbanos hacen de nuestras ciudades lugares más verdes, saludables y felices porque refrescan el aire, filtran las partículas contaminantes del aire y ayudan a mitigar el cambio climático.

Los bosques en las zonas urbanas ayudan a filtrar y regular el agua y contribuyen así al suministro de agua dulce de calidad a cientos de millones de personas. Los bosques protegen asimismo las cuencas hidrográficas y previenen las inundaciones, ya que almacenan agua en sus ramas y en el suelo.

Los bosques y árboles bien gestionados en las ciudades y sus alrededores proporcionan hábitats, alimentos y protección a numerosos animales y plantas, con lo que ayudan a mantener e incrementar la biodiversidad.

Los bosques en las ciudades y las zonas circundantes generan turismo, crean decenas de miles de empleos y favorecen los planes de embellecimiento urbano, y crean así economías verdes dinámicas, enérgicas y prósperas.

Las zonas verdes urbanas, incluidos los bosques, posibilitan estilos de vida activos y saludables, contribuyen a mejorar la salud mental y a prevenir enfermedades y ofrecen a las personas lugares para socializar.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.