La brasileña Petrobras niega acusaciones de fraude ambiental

La brasileña Petrobras niega acusaciones de fraude ambiental

La empresa brasileña Petrobras, acusada de fraude ambiental por la supuesta entrega de datos falsos para el análisis de contaminación de aguas, negó tales afirmaciones y aseguró hoy que sus datos son fidedignos y verdaderos.

“Petrobras aclara que envía datos fidedignos y verdaderos regularmente”, respeta “la legislación aplicable”, y que “todas las plataformas de producción de la empresa están debidamente licenciadas por el órgano ambiental”, indicó la petrolera a través de un comunicado.

Según publicó hoy el diario O Globo, Petrobras fue acusada de contaminación ambiental, como resultado de investigaciones hechas por el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama) y la Policía Federal, que encontraron que la petrolera suministró datos falsos para el análisis de contaminación de aguas.

De acuerdo con la investigación, Petrobras, a través de las llamadas operaciones offshore, ocultó el impacto ambiental real provocado por su actividad de exploración marítima de petróleo.

Al respecto, Petrobrás dijo que está negociando un término de compromiso con el Ibama que considera “la migración hacia otro método de medición del contenido de aceite y grasa (TOG) de los efluentes de las plataformas marítimas”, señala el comunicado.

El método empleado y que será sustituido próximamente, según Petrobrás, es usado por la compañía petrolera desde 1986 y ha sido parte integral del proceso de licencias de sus plataformas.

Esto se debe a que “la visión del Ibama sobre el proceso cambió recientemente y, con ello, se estableció un diálogo para la transición con la compañía”, señala el comunicado.

Para la directora ejecutiva de Exploración y Producción de Petrobras, Solange Guedes, el cambio del método representa una evolución. “Vamos a evolucionar, reforzando nuestro compromiso y respeto al medio ambiente”, dijo.

De acuerdo con el dictamen técnico divulgado por O Globo, la empresa subvalora la cantidad de aceites y grasas volcados en el océano por plataformas como la P-51, ubicada en la cuenca de Campos, en el norte del litoral del estado de Río de Janeiro.

“La totalidad de los resultados reales presentó valores muy por encima del límite máximo diario permitido, llegando el resultado real a ser 1.925 % mayor que el resultado falso informado”, dice el análisis, de junio de 2017.

El informe técnico también señala que una cantidad del aceite que no aparece “en los valores sub-informados” por la petrolera está causando “innumerables episodios de manchas de aceite en el mar para una amplia gama de plataformas que llegan a alcanzar decenas de kilómetros”.

Según el diario, estas informaciones fueron obtenidas durante la operación Ouro Preto, realizada por el Ministerio del Trabajo a principios del año pasado con el objetivo de detectar irregularidades en las condiciones de trabajo.

Esto llevó a que el Ministerio Público Federal en Río de Janeiro inicie una investigación enfocada en irregularidades ambientales, aunque todavía no se ha presentado una acusación formal.

Petrobrás ha estado en el ojo de la justicia por la operación Lava Jato, que investiga desde 2014 los millonarios desvíos que se produjeron en el seno de la petrolera.

El escándalo en Petrobrás ha salpicado a importantes empresarios y políticos, entre ellos al presidente brasileño, Michel Temer, así como a varios de sus ministros y a los exmandantarios Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva, condenado este año en segunda instancia a doce años y un mes de prisión. EFE

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.