Aumentaron las detenciones de opositores para disipar las protestas en Nicaragua

Aumentaron las detenciones de opositores para disipar las protestas en Nicaragua

Alex Vanegas, un maratonista de 62 años, no deja de correr y participar en las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega, con una bandera o un cartel para pedir la «libertad» de Nicaragua y justicia para los más de 320 muertos en la represión a las protestas.

En una ocasión, cuando realizaba un recorrido, una veintena de policías le cayeron encima como «avispero», lo golpearon y lo tiraron a una patrulla como si fuese un «costal de papas», relató Vanegas.

«Me ultrajaron como lo hacen con muchas personas que detienen» por protestar, dijo Vanegas.

Camino a la cárcel El Chipote de Managua, denunciado como un presunto centro de torturas, los agentes amenazaron con lanzarlo dentro del cráter de un volcán o a una laguna con una piedra atacada a sus pies.

Según Azahálea Solís, delegada opositora en el diálogo con el gobierno, las autoridades recurren a detenciones como la de Vanegas para «evitar que escale la protesta contra el régimen».

Protestas en Nicaragua (Reuters)

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.