FMI reconoce estabilidad macroeconómica de Guatemala y prevé un crecimiento del PIB del 3,2% en 2018

FMI reconoce estabilidad macroeconómica de Guatemala y prevé un crecimiento del PIB del 3,2% en 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció la estabilidad macroeconómica de Guatemala y prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzará el 3,2 por ciento en 2018.

Durante dos semanas la misión del organismo financiero internacional, encabezada por Esther Pérez, se reunió con funcionarios de Gobierno, sector privado y de la sociedad civil, para evaluar la situación económica del país, la cual calificó de “buena”.

“La conclusión preliminar con base en la cual se elaborará un informe que se presentará al directorio del FMI para su debate y decisión, es que el crecimiento de corto plazo de Guatemala es bueno, fruto de la estabilidad macroeconómica sólida y ganada con esfuerzo”, reconoció Pérez en una rueda de prensa en la sede del banco central guatemalteco.

Sin embargo, aclaró que ese aumento no alcanza para realizar las aspiraciones de mejorar la calidad de vida de todos los guatemaltecos.

La misión del FMI, dijo, recomienda que las políticas brinden más respaldo a la economía a corto plazo y que se acompañen de reformas del lado de la oferta de mediano plazo que permitan alcanzar tasas de crecimiento per cápita más alta que liberen a más guatemaltecos de la pobreza.

Sostuvo que a corto plazo se observa una estabilización de la actividad económica en nivel moderado al 3 por ciento durante los últimos dos años por la fuerte entrada de remesas familiares.

“Nuestros pronósticos apuntan a una recuperación moderada económica en los próximos dos años con un crecimiento del PIB del 3,2 por ciento este año y de 3,6 por ciento para 2019 con el viento a favor del crecimiento de la economía de Estados Unidos”, subrayó.

Pérez manifestó que Guatemala “necesita una reforma fiscal integral de gran alcance” y que para ello es importante avanzar en un diálogo en múltiples frentes.

“Uno de ellos es el esfuerzo continuado en lo que es la mejora de la administración tributaria, controles del IVA (impuesto al valor agregado)  y el uso eficiente de la información tributaria”, explicó.

No obstante, advirtió que esos esfuerzos por sí solos no alcanzan para generar los recursos que son necesarios para la salud, educación y la infraestructura.

“Por ello estamos apelando a una reforma fiscal integral, amarrada con la mejora de la eficiencia en el gasto público”, indicó.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.